fbpx
Clases individuales presenciales

Desde mi punto de vista, la manera más eficiente de beneficiarse de la Técnica Alexander es recibir clases presenciales individuales.

En las clases abordaremos temáticas personales relacionadas a las actividades de cada quien. Lo que nos permitirá profundizar en la observación hábitos personales específicos.

Tomar una clase de Técnica Alexander es muy sencillo, y cualquiera puede hacerlo. Cada clase tiene una duración entre 45 y 60 minutos y no se necesita tener conocimientos previos de nada para poder asistir, tampoco se necesita vestir una ropa específica.

La base del trabajo durante cada clase es el pensamiento y su relación con el movimiento.

En las primeras clases, el profesor guía a con sus manos a las personas para que puedan observarse de una manera distinta en movimientos cotidianos (sentarse y levantarse de una silla, caminar, agacharse a recoger algo del piso, etc…).

La información que recoge el profesor con sus manos es utilizada para reeducar el sistema neuromuscular del alumno.

La tarea del alumno durante la clase es seguir la guía verbal del profesor, así como permitir los ajustes sutiles al que éste le invitará con las manos.

La guía del profesor facilitará cambios en el pensamiento y equilibrio del alumno, lo que resultará en cambios significativos en su tensión muscular habitual.

Con el tiempo y el trabajo constante, el alumno se va haciendo consciente de los hábitos corporales que no desea y aprende a controlar su movimiento de una manera consciente. Para ello hay que estar en una disposición abierta, atento a lo que va pasando; y el pensamiento ha de estar implicado en el proceso.

Al terminar una clase los alumnos suelen sentirse cómodos y tranquilos. Es normal que en la primera clase los cambios resultantes puedan parecer imperceptibles. Sin embargo los efectos son profundos y duraderos. El progreso de cada persona es individual, y depende de cada uno, pero los beneficios suelen ser reconocibles a partir de la segunda o tercera clase, para algunas personas incluso desde la primera.

El trabajo que hace el profesor se ve reforzado por la naturaleza del aprendizaje: se trata de aprender algo sobre nuestros mismos, nuestras reacciones y las posibilidades que tenemos.

Lo que queremos es aprender a elegir cómo vamos a reaccionar frente a los estímulos de nuestra vida cotidiana.

La Técnica Alexander nos ayuda a reestablecer la coordinación consciente de nuestros movimientos. Con las clases se desarrolla la capacidad de decidir cómo queremos hacer las cosas que hacemos y es en esa decisión en la que radica nuestra verdadera libertad de movimiento.

Inversión (las clases online son exclusivamente para personas que ya hayan tomado clases presenciales conmigo o con cualquier otro profesor):

México (transferencia o depósito bancario):

Clase suelta: $500 MXN

Dos clases al mes: $800 MXN

Cuatro clases al mes: $1,400 MXN

Resto del mundo (pago a través de PayPal):

Clase suelta: $30 USD

Dos clases al mes: $50 USD

Cuatro clases al mes: $80 USD