¿Te recomendaron por alguna razón que tomes clases de Técnica Alexander pero no tienes idea de qué es o cómo funciona?
¿Qué es la Técnica Alexander?

La Técnica Alexander es un método práctico de reeducación neuro-muscular, que ayuda a utilizar el cuerpo con más soltura y menos rigidez. Se puede aplicar en las actividades de la vida diaria, en casa, en la escuela en el trabajo, en el deporte, etc.

Los consultantes aprenden a reducir las tensiones excesivas y mejoran la coordinación, la fluidez en el movimiento, el equilibrio, la respiración y su salud general.

La Técnica Alexander es considerada como uno de los métodos más eficaces para ayudar a la rehabilitación y la prevención de lesiones y, desde 1994, es parte del Sistema Nacional de Salud del Reino Unido.

¿En qué se fundamenta?

El trabajo de Alexander está fundamentado en la idea de que cada uno de nosotros funciona como un todo indivisible.

Los profesores de Técnica Alexander enseñamos una manera práctica y sencilla de prevenir conscientemente los hábitos que nos perjudican (como por ejemplo: excesiva tensión muscular y esfuerzo a la hora de realizar cualquiera de nuestras actividades diarias). Debido a que nuestras tensiones cotidianas se producen repetidamente a lo largo de nuestra vida, se convierten en actividades inconscientes, es decir que nos perjudicamos sin darnos cuenta.

Exceso de tensión

El trabajo se basa en detectar exactamente qué es lo que cada persona “está haciendo de más”,para así empezar el proceso de “dejar de hacerlo”.

Por ejemplo: En el caso del dolor de espalda y cuello, el profesor observa detenidamente en dónde se producen las tensiones que originan la problemática (muchas veces, el exceso de tensión no se da solamente en un lugar concreto, sino que también se produce en todo el resto del cuerpo). El profesor guía al consultante para que descubra qué está haciendo que lo lleva a tener toda esa tensión que produce y, poco a poco, se inicia el proceso de reaprendizaje para que el consultante pueda dejar de hacer las tensiones que lo están perjudicando.

Mejora global

En cualquier caso, sea cual sea el problema o la patología, el proceso siempre está enfocado en lo mismo: mejorar el “uso” general que hacemos de nosotros mismos, lo que resulta en una mejora del funcionamiento de todo nuestro organismo y hace que los síntomas particulares de la problemática vayan desapareciendo.

La Técnica Alexander nos ayuda a comprendernos mejor. Este auto-conocimiento profundo se convierte en una herramienta que permite tomar una mayor participación en nuestra salud, mejorar la postura, aprender nuevas habilidades, envejecer saludablemente y lograr una sensación más profunda de bienestar.

Sea cual sea nuestra edad, nuestro origen, intereses y actividades, la Técnica Alexander nos permite explorar nuestra conexión mente-cuerpo.

¿Quiénes toman sesiones de Técnica Alexander?

Cualquiera que tome sesiones de Técnica Alexander encontrará una utilidad invaluable en su práctica y podrá aplicar lo aprendido a las actividades de su vida cotidiana, lo que resultará en una mejora de su calidad de vida.

Quienes normalmente acuden a las sesiones son:
1.- Personas con problemas de dolores crónicos

La sesiones de Técnica Alexander es extremadamente útil en el tratamiento, prevención y  rehabilitación de dolores de cuello, espalda, musculares y articulares.

Debido a su enfoque en el trabajo con los hábitos, la Técnica Alexander es uno de los métodos más eficientes y prácticos para mejorar problemas de hábitos posturales que llevan a dolores crónicos.

2.- Personas que se encuentran en rehabilitación

La Técnica Alexander es una gran herramienta de acompañamiento terapéutico en lesiones causadas por accidentes y/o cirugías que tengan que ver con los sistemas músculo-esquelético y neuro-muscular.

3.- Músicos

Desde sus inicios, la Técnica Alexander ha sido enseñada en las mejores escuelas de música del mundo con la finalidad de ayudar a los estudiantes a evitar lesiones y superar problemas relacionados con el panico escénico y la respiración, mejorando así su desempeño y actividad profesional.

Tomar sesiones de Técnica Alexander ayuda a los músicos a tocar de manera más suelta y eficiente, además de ayudarles a controlar el pánico escénico de manera constructiva.

4.- Actores y gente que trabaja con la voz (profesores, conferencistas, etc)

F.M. Alexander era actor y desarrolló su método buscando una manera de corregir problemas que tenía relacionados con la voz. 

Las sesiones de Técnica Alexander son de extrema utilidad a la hora de entender cómo funciona la voz para así poder utilizarla de una manera sana y constructiva, evitando lesiones ocasionadas por la tensión.
5.- Deportistas, bailarines y yoguis

Las personas que practican deportes y otras actividades como la danza, el yoga y/o cualquier otro tipo de actividad física, también se benefian muchísimo de las sesiones de Técnica Alexander. 

La práctica de la Técncia Alexander les llevará a tener una mejor compresión de cómo funciona el sistema neuro-muscular, lo que mejorará la práctica de la actividad que realicen, volviendo más ligero, sano y eficiente el uso que hacen de su cuerpo.

6.- Personas con problemas de tensión ocasionada por estrés

La práctica de la Técnica Alexander es muy beneficiosa en el manejo adecuado del estrés cotidiano.

Tomar sesiones ayuda a la gente a desarrollar distintas maneras de enfrentarse al estrés cotidiano sin hacer tensión innecesaria que perjudica su salud, previniendo así problemas graves. 

Con las sesiones la gente supera problemas de insomnio, depresión, ansiedad, etc.

En resúmen, las sesiones de Tećnica Alexander pueden ayudarte a:
  • Quitar dolores relacionados a problemas de tensión física y/o mental
  • Conocer y entender tus hábitos para desarrollar la capacidad de inhibirlos
  • Aprender a usar tu cuerpo de una manera más sana y ligera
  • Reducir el riesgo de enfermedades y dolencias ocasionadas por el estrés de la vida cotidiana
  • Corregir tu postura
  • Prevenir y rehabilitar dolencias relacionadas con la tensión muscular (tendinitis, dolor de cuello y espalda, hernias discales, etc.)
  • Mejorar la calidad de tu respiración
  • Conocer mejor tu cuerpo y entender cómo funciona
Si crees o sientes que cualquiera de los ejemplos anteriores podrían mejorar tu vida, la Técnica Alexander es para ti.